Vivir pueblo vs ciudad

¿Es más caro vivir en un pueblo o en una ciudad?

22.10.2018
Por redacción 1 comentarios

Con los precios de la vivienda al alza, cada vez son más las personas que optan por localidades cercanas a ciudades importantes o incluso volver al medio rural.  Pero, ¿realmente se ahorra más en un pueblo? ¿O siendo mileurista se vive exactamente igual en cualquier sitio? 

El coste de la vivienda en ciudades y pueblos

La vivienda es el gasto fijo más importante para cualquier persona. Se puede optar por comprar mediante hipoteca o alquilar, pero en cualquier caso su coste depende igualmente de los metros y de la localización, princialmente. Dentro de las ciudades, según el barrio, el precio puede variar mucho.

Las mejores oportunidades surgen cuanto más te alejas de los núcleos urbanos principales. Por ejemplo, en el centro de Madrid es complicado encontrar un piso de 40 metros cuadrados por menos de 700 euros de alquiler. Cuando te alejas a localidades más pequeñas este coste disminuye incluso para viviendas mucho más grandes. Por tanto, fuera de la gran ciudad no solo ahorras, también mejora tu calidad de vida. 

¿Los suministros cuestan en todas partes igual?

En cuanto a los suministros, pensarás que su precio es el mismo en cualquier parte de España. Y eso es cierto, pero solo hasta cierto punto. El importe de la factura subirá si te decides por establecer tu hogar en una zona muy fría. Además, si la vivienda es más grande, mayor será la energía necesaria.

La cesta de la compra en pueblo vs ciudad

Luego está el tema de la cesta de la compra. Muchas veces se asocia la ciudad con precios más caros, pero esto realmente no es así. En toda España han proliferado grandes cadenas de supermercados con precios muy competitivos, principalmente en las ciudades. Por tanto, si eliges bien los comercios a los que vas a acudir, no hay una diferencia significativa entre vivir en un lugar u otro, y en todo caso será más fácil encontrar más varidad y descuentos en las ciudades.

Ocio en las ciudades vs pueblos

Con el ocio existen muchas diferencias. En una ciudad grande hay muchas opciones de ocio, desde actividades gratuitas hasta opciones muy caras. En una localidad pequeña las opciones de ocio disminuyen drásticamente, pero el precio suele ser muy barato. Acudir a bares, cafeterías o restaurantes es infinitamente más barato si te alejas de los grandes núcleos urbanos pero tienes menor variedad. 

Otros aspectos a tener en cuenta

En las localidades pequeñas y en los pueblos la conciliación es mucho más sencilla. Cuadrar trabajo, hijos y hogar puede ser mucho más fácil, aunque dependerá de dónde trabajes.

Si vives cerca de familiares o tu trabajo está próximo, los más pequeños pasan menos horas en las guarderías y ahorrarás dinero tanto en cuidadores como comedores escolares, pero si no tienes familia cerca y tu trabajo está lejos pasará todo lo contrario. 

Si bien es cierto que en una gran ciudad el transporte es un gasto imprescindible que no se puede eludir, el transporte público facilita las cosas un poco. Si se opta por establecer el hogar a las afueras de la ciudad, pero se debe acudir a esta todos los días para trabajar, el gasto aumenta considerablemente y también tu calidad de vida. 

Por tanto, está claro que alejarse de las grandes ciudades es una buena idea si se quiere ahorrar o estirar el dinero. Si eliges con cuidado el lugar donde vas a vivir, 1.000 euros pueden proporcionar una buena calidad de vida. 

Etiquetas Economía

Todos los comentarios

  1. anonimo
    Anónimo 02/12/2018 00:24 HORAS

    Muy útil para los que queremos vivir en España. Gracias.

Comentario