Venta piso alquilado

¿Qué sucede si el casero quiere vender el piso donde vives?

18.12.2017
Por redacción 0 comentarios

Si has alquilado un piso y el propietario quiere venderlo, hay varios derechos de los que dispones que debes conocer. La duración de tu contrato, de acuerdo con la Ley de Arrendamientos Urbanos, tiene la duración que hayáis pactado como partes de la relación contractual. Incluso, si era inferior a tres años y no le notificaste el deseo de seguir viviendo en el bien inmueble, se prorrogará durante tres años de forma automática. 

No obstante, si se da la situación de que el propietario desea vender su piso, puedes disponer de ciertos derechos que te explicaremos a continuación. Los casos dependerán de si el contrato estaba inscrito o no en el Registro de la Propiedad.

Si el contrato se inscribió en el Registro de la Propiedad

En el año 2013 hubo una reforma de la Ley de Arrendamientos Urbanos.  En el actual artículo 14 se señalan los  requisitos para que el propietario pueda subrogarse de sus derechos y obligacones del contrato de arrendamiento. El primero es que el nuevo comprador haya realizado la adquisición de buena fe y que el contrato estuviera inscrito en el Registro de la Propiedad antes de la transmisión de la finca. Sin embargo, tendrás derecho a quedarte en la vivienda hasta el vencimiento del contrato, aunque sí que se podrá transmitir la titularidad antes de la finalización del mismo.

Si el contrato no se inscribió en el Registro de la Propiedad

Si la vivienda no esté inscrita en el Registro de la Propiedad, tendremos que acudir a la regulación del artículo 1571 del Código Civil. Según esta ley, el comprador tiene derecho a que termine el contrato de arrendamiento en el momento de la venta, salvo pacto en contrario y lo dispuesto en la Ley Hipotecaria.

En este caso, como inquilino, tienes derecho a solicitar una indemnización al vendedor y que se te permita continuar durante tres meses desde que el comprador acredite oficialmente su propósito de comprar la vivienda. Durante ese tiempo el arrendamiento se llevará a cabo con las condiciones normales del contrato, en cuanto a renta y cantidades pactadas.

También tienes derecho, una vez que se te haya informado de la venta si el contrato no estaba inscrito, a la adquisición preferente de la vivienda. Esto significa que, ante el mismo precio y condiciones, tendrás derecho de preferencia para la compra del piso, a no ser que renunciaras a este derecho en el contrato.

Además, no olvides que tu arrendador debe respetar la inviolabilidad del domicilio mientras vivas en el y que deberá pactar contigo las visitas de los interesados.

Etiquetas Vivienda

Comentario