Salario mensual o semanal

¿Es mejor un salario mensual o semanal?

12.04.2019
Por redacción 0 comentarios

En España los salarios se suelen pagar una vez al mes, aunque en algunos países se pagan cada quince días o cada semana. Estas diferencias podemos verlas incluso en un mismo país, por ejemplo en Estados Unidos los ingresos salariales son mensuales, quincenales o semanales dependiendo de las leyes de cada estado. ¿Alguna vez te has planteado si sería mejor o peor para tu bolsillo una paga semanal?

Salarios mensuales: pros y contras

Como decíamos, este es el formato más común en España para contratos indefinidos. Para las empresas es lo más cómodo, ya que solo tienen que preparar doce o catorce nóminas al año, y a nivel de contabilidad es más sencillo.

Para el empleado puede ser una ventaja o una desventaja. Para muchos una paga mensual supone un problema a la hora de llegar a fin de mes, ya que suponen un mayor gasto al principio de mes. Es más, el trabajo de investigación “El calendario de pago” muestra que las pagas de cada mes provocan que muchas familias tengan ciclos de consumo con un pico en los días posteriores a recibir sus salarios. 

Por otro lado, para otros la paga mensual supone una ventaja porque cada uno puede gestionar mejor su dinero. Además, cuando se tiene que afrontar pagos elevados, como la cuota de la hipoteca o el pago del alquier, las nóminas mensuales aseguran tener disponible el dinero para tal gasto.

Salarios semanales: ventajas y desventajas

Las pagas semanales pueden suavizar los patrones de consumo que generan las pagas mensuales, con los excesos de los primeros días de mes y los agobios de los últimos. La gran desventaja de este tipo de consumo es que, sin una buena gestión de las finanzas personales, se podría no reservar dinero para hacer frente a pagos más grandes.  

Estudios realizados en Estados Unidos comparan el patrón de gasto de grupos con distinta frecuencia de pago. Los resultados demuestran que las parejas con dos días de pago tienen una trayectoria de consumo suave durante el mes mientras que las que reciben sus ingresos en un solo pago gastan significativamente más en la semana que reciben los ingresos. Estos resultados indican que la capacidad de mantener un consumo sin picos depende de la frecuencia de los pagos. 

Por la parte de las empresas, pagos semanales suponen 52 nóminas al año por trabajador. 

La importancia de una buena planificación financiera

Como podemos ver, para el trabajador las principales ventajas y desventajas están relacionadas con una cuestión de gestión del dinero. Con una buena planificación financiera que incluya el ahorro nos dará igual la frecuencia de pago. Si tienes dudas de cómo hacerlo, te dejamos algunas pautas básicas:

Elabora un presupuesto: crea un presupuesto en el que detalles los ingresos disponibles y gastos existentes. De esta manera serás mucho más consciente de dónde gastas tu dinero y cuáles son tus límites.

Distingue tus diferentes gastos: no es lo mismo un gasto fijo y necesario, que uno que sea frecuente pero prescindible. Por eso debes tratar de eliminar gastos constantes e innecesarios para poder alcanzar ese presupuesto mensual.

- Sé realista al planificar tus finanzas: debes evitar vivir por encima de tus posibilidades y tener una mentalidad previsora para conseguir esa sostenibilidad en tus finanzas. Además debes pensar siempre que las mejores acciones deben permitir que un gasto o una inversión actual genere nuevos ingresos para años sucesivos.

- Ahorra: trata de reservar algo de dinero para imprevistos. Solo con ahorrar un euro al día ya tendrías 365 euros más a final de año para posibles gastos no esperados. 

Comentario