Orientación casa

¿Cuál es la mejor orientación para una casa?

16.03.2018
Por redacción 0 comentarios

Lo primero que pensamos y lo que más valoramos al comprar una vivienda es el precio, pero debemos tener presentes otros factores económicos, como la proximidad, la orientación y el estado la casa. 

En función de la orientación y la planta que ocupe una vivienda puede suponer unos u otros costes diarios. Así, no es lo mismo comprar el bajo de un edificio, el ático o el segundo piso. Normalmente el último piso es más frío en invierno y más caluroso en verano al no tener arriba una vivienda que lo proteja. Este hecho se traducirá al final de mes en un mayor gasto de energía.

¿Cuál es la mejor orientación de un piso?

Una de las claves del ahorro en el consumo energético es la orientación de la vivienda. Tanto en aire acondicionado como en calefacción, la diferencia de gasto puede ser sustancial por dos factores: luz y calor. Una orientación desfavorable puede incrementar nuestro gasto energético hasta el 70%, una cantidad como para tomárselo en serio.

Entre los expertos no existe unanimidad, pero sí unas líneas generales que te pueden ayudar a tomar decisiones.

1. Orientación sur

Es recomendable optar por una orientación sur para absorber la mayor cantidad de energía, lo que nos ayuda a reducir los consumos de calefacción en invierno.

El problema llegaría en verano, pero en esta estación es más sencillo y barato limitar los efectos del calor mediante toldos o vidrios de control solar. Un toldo nos puede quitar hasta un 33% de calor. Esto significa menos aire acondicionado.

2. Orientación este

La orientación este tampoco está mal, ya que la luz solar entra en las primeras horas del día a lo largo del verano, y en invierno la luz nos llega por la tarde.

Esto también dependerá de la zona geográfica. En las provincias andaluzas y en Murcia es más aconsejable que las estancias más frecuentadas, como el salón, se asomen al norte. Pero en la cornisa cantábrica la mejor orientación de estas estancias es hacia el sur, para evitar que cuando los rayos solares aprieten el calor resulte más agobiante por la humedad.

3. Orientación norte

La orientación norte es la menos aconsejable para los climas de la España peninsular por el gasto de calefacción en invierno. Tiene como ventaja la estabilidad lumínica, por lo que es interesante para entornos de trabajo.

4. Orientación Oeste

Dejamos para el final la orientación oeste por ser la menos recomendable, especialmente en zonas calurosas, ya que recibe el sol en las horas de más calor, desde el mediodía hasta el atardecer.

Por último, recordar que debemos tener en cuenta que existen otros factores que afectan, como los materiales utilizados en la construcción y las ventanas, que son claves para el aislamiento.

Hipoteca variable COINC

Etiquetas Vivienda

Comentario