organizar boda con wedding planner

¿Organizar tu boda o contratar un wedding planner? ¿Ahorro o gasto?

20.04.2018
Por redacción 0 comentarios

Después de pensarlo mucho, has decidido dar el paso y casarte. Ya has vivido el emotivo momento de la comunicación a las familias y es el momento de empezar a organizar todo para que el día elegido sea perfecto.

En este punto, muchas parejas no saben si organizar ellos mismos la boda o dejar esa responsabilidad en manos de un wedding planner. Para que conozcas bien cada opción y elijas la que mejor se adapte a vosotros, te contamos los pasos a seguir y el gasto que suponen; porque ya sabemos cuánto cuesta casarse. 

Qué cosas son importantes al organizar una boda

Organizar la ceremonia

Aproximadamente, un año antes, debes pensar qué tipo de boda te gustaría celebrar (religiosa o civil) y el lugar donde quieres casarte. En este primer trámite, debes contactar con el cura de la parroquia escogida, para acordar una fecha adecuada; o el juez de paz, para una boda no religiosa. En este momento, debes informarte muy bien acerca de la documentación que has de tener lista y comentar todos los detalles del acto. En caso de contratar un wedding planner, este se encargará de contactar con la persona que oficiará la boda y trasmitirle vuestras peticiones.

Decidir el lugar del banquete

También debes gestionar pronto el lugar donde se llevará a cabo la celebración: un salón, jardín con carpas, bonito hotel en la playa... Para decidirte, tendrás que visitar varios escenarios y ver cuál es la opción que mejor se ajusta a vuestro presupuesto, a vuestros gustos y al número de invitados que acudirán. Si cuentas con un wedding planner, solo tienes que indicarle vuestras preferencias y vuestro presupuesto y él se encargará de hacer la selección por vosotros.  

Comprar trajes de los novios

Si quieres que esté todo a tiempo, debes comenzar a probarte vestidos unos diez meses antes de la boda. Y es que necesitas ver muchas opciones, para elegir la que más se adapte a tus gustos y necesidades. Tras haberte decidido, también es necesario adaptar el vestido y ponerlo a punto, para que esté perfecto durante el gran día. Por su parte, el novio suele comenzar después a probarse trajes, ya que suele decidirse antes que ella. 

Padrinos, testigos y fotógrafo

Antes de que avancen más los preparativos, tienes que decidir quiénes serán los testigos y padrinos, para que comiencen a probarse también trajes y complementos. Asimismo, es momento de escoger al fotógrafo que se encargará de inmortalizar el mágico día. Si optas por la opción del wedding planner, este seleccionará entre varios profesionales, en función de tu estilo.

Comprar las invitaciones de boda

La fecha se acerca. Vas por el séptimo mes, antes de la boda, y debes comenzar a prepara las invitaciones. Escogerás entre las distintas opciones, en función de tu estilo, el número de invitados y el presupuesto. Estas pueden tardar en torno a 16 días en llegar, por lo que es necesario escogerlas con tiempo, ya que has de enviarlas y esperar la confirmación, para crear la lista definitiva de asistentes.

El ramo y la decoración floral

Puedes comenzar a plantearte el tipo de ramo que quieres e ir viendo distintas opciones. En este sentido, las floristerías te mostrarán infinitas combinaciones posibles de colores y flores. Una opción original es escoger un ramo similar a la decoración floral utilizada para decorar el lugar de celebración.

Otros detalles de la boda

Es importante decidir también el traslado de los invitados o el vuestro. Si quieres, puedes alquilar un coche clásico y otros servicios, como hoteles para los invitados. Por otro lado, un detalle fundamental y que, a veces, se nos escapa es la organización de las mesas. Para ello, debes establecer el número total que tendrá el salón, el tamaño, cómo vas a organizar a los invitados (en función de relaciones entre ellos) y, por supuesto, cómo situarás la mesa de los novios o la de la tarta.

Reservar el viaje y las alianzas

No puedes olvidarte de escoger tanto el símbolo de vuestra unión como el destino para pasar esos días mágicos. Para el primero, debes valorar estilo, materiales, gustos y presupuesto; y, para el segundo, has de llegar a un acuerdo acerca de el lugar que más ilusión os hace conocer juntos. En este punto, el wedding planner también puede aportar grandes ideas, en función de vuestros gustos.

¿Wedding planner o por mí mismo?

Con esta lista de objetivos por cumplir, debes decidir si optas por abordarlos por vuestra cuenta, algo que te supondrá mayores quebraderos de cabeza (pero te saldrá más barato) o prefieres dejar todo en manos de un profesional. En tal caso, el proceso será mucho más cómodo, aunque puede incrementarse el precio de la boda entre unos 1.600 y 1.800 euros (IVA incluido). Esta cifra podría aumentar, en función de las demandas que tengas, hasta unos 2.500-3.000 o, incluso, 6.000 euros (para los novios más exigentes).

Así, en función de vuestros gustos, disponibilidad y presupuesto, puedes escoger entre una de estas opciones, para que tu boda se convierta en el evento más emocionante e inolvidable de vuestra vida.

COINC Bodas

Si quieres calcular cuáles serán los gastos de tu boda, puedes utilizar la herramienta "Cuánto cuesta casarse" y hacer tus cálculos.

Herramientas organizar boda COINC Bodas

Etiquetas Bodas

Comentario