enseñar a los niños a ahorrar

¿A qué edad puedes enseñar a un niño a ahorrar?

12.03.2018
Por redacción 0 comentarios

El ahorro es un aprendizaje que comienza desde la infancia. A partir de los 6 años muchos padres comienzan a dar la paga a los niños, una pequeña asignación semanal que permite al niño aprender a gestionar sus propios recursos.

Cómo gestionar la paga a los niños

Una hucha es un regalo pedagógico que puedes ofrecer a tu hijo, siendo el mejor símbolo del ahorro y de la constancia de sumar céntimo a céntimo. Si el niño te ha pedido un capricho que consideras que no debes darle, puedes animarle a que ahorre para conseguirlo.

También puedes introducir el ahorro a través del juego. Puedes ofrecerle la posibilidad de ganar una pequeña paga extra realizando alguna tarea de la casa adaptada a su edad. Este ejercicio es especialmente práctico para niños que ya han cumplido los 9 años.

A partir de 5 años también puedes enseñarle que una gominola, por poco que cuesta, no es algo que sea para todos los días. Para ello puedes establecer el fin de semana como único periodo para poder comprar algunas golosinas. Puedes animarle a que guarde algunas de las que ha comprado, para disfrutarlas el lunes.

Ahorro infantil: cómo fijar límites claros

Debes establecer límites claros en la educación de tus hijos. Tus límites ayudarán a tu hijo a que se dé cuenta de que los recursos son limitados y hay que gestionarlos con prudencia. El mejor modo de que el niño se dé cuenta de esto es dejarle elegir entre una opción u otra.

Una fórmula es darle varias opciones y explicarle que debe elegir aquella que prefiera. Por ejemplo, si quiere ir al cine y que le compres una revista infantil, puedes hacerle que elija una de ellas. Así el niño aprende que elegir una alternativa implica renunciar a la otra.

Cuando te hace una propuesta también puedes ofrecerle alternativas de entretenimiento más económicas. Por ejemplo, si quiere que le compres un nuevo juguete, puedes llevarle a la biblioteca para elegir cuentos y películas de animación infantil que podrá ver en casa. 

Puedes realizar la lista de la compra con tus hijos. De este modo, puedes enseñarles a diferenciar entre aquello que es prioritario y secundario y, por tanto, un capricho prescindible.

Enseña a tu hijo el valor que tiene el dinero, es decir, cuál es el precio de cada tipo de billete y moneda. Para ayudarle a comprender dicho valor, puedes relacionar el valor de una moneda con el coste de un producto de consumo frecuente en tu hogar. 

Hábitos de ocio económico

Para enseñar a los niños a ahorrar, debes establecer hábitos de ocio familiar que sean económicos. De este modo, los niños aprenden que el consumo y disfrute no son conceptos sinónimos. Puedes disfrutar con tu hijo de planes tan sencillos como ir al parque, salir a pasear, organizar un picnic al aire libre, hacer una visita a los abuelos, leer un cuento... El niño tiende a normalizar aquello que observa en el estilo de vida familiar. 

Otro hábito positivo que puedes aplicar es establecer los periodos de rebajas de invierno y verano como oportunidades para renovar el armario. De esta forma el niño aprende a esperar para conseguir más cosas por el mismo precio.

 

Descubre_COINC_Junior

Etiquetas Niños y bebés

Comentario