Domiciliación de recibos definición

¿Qué es y cómo funciona la domiciliación de recibos?

09.02.2018
Por redacción 0 comentarios

¿Qué es la domiciliación de recibos y cuáles son sus ventajas? Seguro que muchas veces has oido términos como adeudo por domiciliación o domiciliación bancaria, que son otra forma de definir lo que normalmente se conoce como domiciliación de recibos. En este artículo vamos a hacer un repaso a su definición, así como a sus ventajas y a su funcionamiento.

Definición: Domiciliación de recibos

Según la definición del Banco de España, una orden de domiciliación es un "mandato dado por un cliente a su entidad bancaria para que haga efectivo el pago de determinadas obligaciones cuando sean presentadas al cobro (por ejemplo, el recibo de la luz o del teléfono)".

Ventajas de domiciliar tus recibos

La principal ventaja de la domiciliación de recibos es la comodidad, al no tener que estar pendiente en las fechas de pagos. Con este sistema se evitan muchos sustos precisamente por la fecha de vencimiento de pago y sus correspondientes sanciones. 

A su vez la domiciliación de recibos supone un gran ahorro de tiempo, ya que los cobros se hacen de forma automática sin tener que hacer nada.

Otra de las ventajas es que gracias a la domiciliación podemos hacer mejores estimaciones sobre nuestros gastos mensuales, y llevar así un mejor control de nuestros ahorros.

Las promociones asociadas a la domiciliación de recibos podría considerarse como uno beneficio con este tipo de servicio. Te recordamos que en COINC te devolvemos el 5%
mensual de los principales recibos
.

Por último está la ventaja de la opción de devolver aquellos recibos cuyos importes sean incorrectos. Para ello existen dos plazos a tener en cuenta:

- Plazo de ocho semanas para devolver recibos autorizados

-  Plazo de 13 meses para la devolución de operaciones incorrectas o no autorizadas.

Una vez hayas devuelto el recibo, la entidad dispone de un plazo de diéz días hábiles para reintegrar dicho importe o rechazar la devolución. 

¿Cómo funciona la domiciliación de recibos?

El funcionamiento suele ser bastante sencillo, solo se debe indicar el número de cuenta en la que queremos que se nos haga el cobro, o domiciliarlo directamente desde nuestra entidad. Cada banco suele tener una política distinta en cuanto a estos servicios, pero en línea general suele ser un servicio gratuito.

En COINC el funcionamiento es muy sencillo, solo tienes que entrar en tu cuenta y en la parte final está la pestaña “mis presupuestos”. Pulsando “+” podrás añadir todos tus recibos de una forma fácil, rápida y sencilla.

 

Desde la propia aplicación ya puedes subir tus recibos. Solo tienes que hacer una foto a tu recibo o sube el archivo en formato digital, nosotros nos encargamos del resto. Otra forma de domiciliar tus recibos, es facilitar tu número de cuenta COINC a tu compañía eléctrica, en el gimnasio o en el colegio de tus hijos. 

 

Domiciliar recibos

Etiquetas Economía

Comentario