Hucha blanca

¿Cuánto hay que ahorrar para un fondo de emergencia?

17.05.2019
Por redacción 0 comentarios

¿A quién no le ha pasado que de pronto se estropea el coche y le toca pagar un dineral? Existen muchos imprevistos que pueden descolocar tus finanzas personales en un santiamén. Situaciones para las que es fundamental contar con un dinero ahorrado del que poder tirar. Si ya te hemos contado en anteriores veces la importancia de crear un presupuesto familiar, ahora vamos a poner el foco en uno de los puntos: el fondo de emergencia.

¿Qué es un fondo de emergencia?

Un fondo de emergencia consiste en ahorrar una cantidad que nos permita tener un colchón ante imprevistos sin tener que recurrir al crédito fácil para no endeudar más nuestra economía. En una red de seguridad, a la que sólo se debe recurrir cuando se produce una emergencia de verdad.

¿Cuánto ahorrar para un fondo de emergencias?

Esta respuesta no es única porque depende mucho de las condiciones personales y laborales de cada uno. No es lo mismo estar soltero que casado, tener hijos que no tenerlos, ni tampoco tener estabilidad en el trabajo que tener precariedad laboral.

Los expertos aconsejan acumular un fondo de emergencia equivalente a entre tres y seis meses de gastos normales. Esto sería lo suficiente para pagar la hipoteca o el alquiler y la cuota de los demás préstamos, la comida, luz, seguros, colegios, etc. durante ese periodo. Pregúntate qué cantidad ahorrada le daría seguridad y fíjela como objetivo.

Como no es fácil conseguir este objetivo de golpe, un buen consejo es lograr ahorrar en un lapso corto de tiempo y, una vez logrado, aportar cada mes entre un 5% y un 10% de los ingresos mensuales hasta constituir el total del fondo de emergencia.

¿Cómo ahorrar?

Aunque no es fácil, intenta apartar una cantidad todos los meses que puede surgir de incrementar los ingresos o de bajar los gastos considerados superfluos.

¿Dónde meto el dinero?

Mientras que para el ahorro existen muchas opciones: cuentas corriente, fondos de inversiones, planes de pensiones, inversión en bolsa... el caso de los fondos de emergencia es distinto. La idea de este dinero es reservarlo para cualquier imprevisto, por lo que debe poder estar disponible con el menor riesgo posible

Lograrlo exige disciplina y constancia. Recuerda que el fondo no es para caprichos. Si quieres irte de vacaciones, tendrás que hacer otro esfuerzo extra para ahorrar. Es importante comprobar de vez en cuando si la cantidad que se necesita en el fondo de emergencia es la adecuada o si hay que incrementarla si ha quedado desfasada.

Etiquetas Trucos ahorro

Comentario