reformar vivienda

¿Cuánto cuesta reformar una vivienda?

04.10.2017
Por redacción 0 comentarios

Las reformas de la vivienda son en ocasiones inevitables, ya sea por el paso de los años o por una avería puntual que hay que solucionar. En este artículo, vamos a ver las reformas más comunes y los costes aproximados para que sepamos con qué nos vamos a encontrar.

¿Qué te puede tocar reformar en tu vivienda?

1. Pintura

El cambio de pintura de las paredes o la reparación de pequeñas grietas o goteras es uno de los arreglos más habituales. Arreglar grietas, buscar formas de filtrar la humedad y pintar posteriormente puede salir por unos 1.200 euros aproximadamente, si hay que hacer el arreglo en toda la casa.​ Si el problema se circunscribe a una estancia, por 250 euros puedes pintarla.

2. Tuberías

El cambio de tuberías es una de las obras más engorrosas porque implica perforar paredes o techos, de manera que solo te recomendamos que lo hagas si es realmente necesario. Esto puede deberse a filtraciones de humedad por el desgaste o a que la instalación está deteriorada. Aproximadamente, el cambio de la instalación completa cuesta entre 3.000 y 4.000 euros, y dura unos 20 años.

3. Instalación eléctrica

Los problemas en la instalación eléctrica pueden deberse a cuestiones de averías y raramente se tiene que cambiar entera. Puede rondar los 3.000 euros, de ahí que sea importante que compruebes las garantías para no tener que pagar de más. La instalación dura unos 15 años.

4. Cuarto de baño

Los baños se actualizan, al igual que el resto de la decoración de la casa. Incluir el bidé, cambiar la ducha por una bañera, el diseño del inodoro o, simplemente, los grifos, supone hacer unas obras. Si bien el mundo de las reformas del hogar está siempre sujeto a tus preferencias, en este caso mucho más. De todas formas, reformar los principales componentes cuesta, de media, 2.850 euros.

Consejos para hacer reformas en casa

Es importante señalar que hay cuestiones que pueden influir en la duración de las instalaciones y reparaciones. Los niveles altos de humedad generan más problemas en las paredes y techos si no se utilizan sistemas de evacuación de la humedad o deshumidificadores. Por otra parte, la calidad de los materiales es decisiva para prolongar, o acortar, la duración de las instalaciones de una estancia.

También es importante que te asegures de que el profesional cuenta con la certificación para poder realizar obra menor y mayor, que depende de cada municipio. Trabajar con personal no autorizado es un problema legal y de garantías.

Por todos estos motivos, el consejo es que consultes a un profesional exactamente qué arreglos necesitas y que te hagan un presupuesto cerrado para evitar problemas. De esta forma, sabrás cuánto tendrás que pagar y cuándo tendrás la obra hecha en tiempo y forma.

Etiquetas Vivienda

Comentario