Planes de pensiones

¿Debería contratar un plan de pensiones?

13.12.2018
Por redacción 0 comentarios

Con perspectivas a mantener una buena calidad de vida en el futuro, se opta en invertir en los planes de pensiones. Sin embargo, son muchas las personas que desconocen el funcionamiento de los mismos, las cuestiones básicas a conocer antes de invertir en un propósito a largo plazo y sus ventajas.

¿Qué es un plan de pensiones?

Un plan de pensiones es un proyecto con un objetivo a largo plazo, que es conseguir ahorros para el momento en el que llegue tu jubilación. El interesado realiza periódicas aportaciones y de la cantidad que desee en una cuenta financiera. Se puede realizar a través de dos vías:

- En los planes de pensiones propios contribuyes ingresando la cuantía con la periodicidad y cantidad que elijas en una entidad financiera.

- Mientras que en los planes de pensiones laborales se llega a un acuerdo entre la entidad del empleo y el individuo, y ambos aportan una suma de dinero. Dicha cuantía solo podrá ser retirada una vez finalice el acuerdo laboral y siempre atendiendo a las condiciones impuestas en el contrato.

Estos instrumentos financieros pueden ser un simple banco de ahorro en el cual el individuo dispondrá, al cabo de los años, de la cantidad de dinero que haya aportado. O bien, siguiendo unos criterios de riesgo y rentabilidad, puede obtener ciertos ingresos dependiendo del rendimiento que haya acordado.

¿Por qué se recomienda ahorrar para el futuro?

Dependiendo del contexto socio-económico del país, los contribuyentes que se encuentren empleados aportarán una cantidad u otra a través de los impuestos. Por tanto, la situación que uno podrá encontrarse en el momento en el que se jubile dependerá de los trabajadores activos que haya en el momento, en función de la aportación que realicen a la Seguridad Social.

Mejor momento para contratar un plan de pensiones

No existe el momento perfecto para que una persona comience a aportar en su plan de pensiones, puesto que las circunstancias de cada uno varían. Por tanto, cuando una persona se encuentre más o menos estable para pagar sus gastos diarios y pueda comenzar a retirar una parte de sus ingresos para el ahorro, entonces es el momento indicado.

Aun así, se aconseja abrir esta hucha financiera en cuanto se comienza en el mundo laboral. Puesto que cuanto antes empecemos a ahorrar, más cantidad de ingresos aportaremos.

Se podrá retirar la cantidad ahorrada una vez se llegue a la jubilación o antes en caso de incapacidad o fallecimiento, cuantía destinada a los herederos. Sin embargo, hay excepciones en las que podrás echar mano de un cobro anticipado en el caso de una enfermedad grave, si se dan las circunstancias de un desahucio, si el desempleo es prolongado o una vez que hayan transcurrido diez años desde la primera aportación.

Etiquetas Jubilación

Comentario