Consejos compra casa

5 aspectos a tener en cuenta antes de comprar una casa

09.03.2018
Por redacción 0 comentarios

Si decides que es tu momento para comprar una vivienda, te aconsejamos tener en cuenta estos cinco aspectos básicos para los procesos previos y durante la compra.

1.- Negocia el precio

En muchos casos es posible negociar el precio del inmueble. Muchas personas temen el momento de negociar el precio por miedo a perder el piso, pero suele existir cierto margen de venta que se puede aprovechar. Las agencias inmobiliarias recurren normalmente a distintos trucos para meter presión, como afirmar que tienen clientes esperando para firmar o hablar sobre ofertas previas que han sido rechazadas por el propietario. 

Ten en cuenta que la flexibilidad del dueño para bajar el precio dependerá de la prisa que tenga, del tiempo que lleve en venta y de la demanda que realmente esté teniendo. 

Si estás interesado en el piso y crees que el precio es elevado, trata de hacer una oferta razonable. Te recomendamos que antes analices bien cuáles son los puntos que pueden jugar a tu favor para la reducción de este precio, como posibles reformas, el estado del inmueble, el precio por metro cuadrado de la zona... 

2.- Infórmate bien

Todo lo relativo al piso debe serte transparente, si existe algún aspecto con el que tengas dudas pregunta hasta que quede clara la información. Para esto te recomendamos algunas claves:

- En el momento de visitar el piso lee bien la hoja de visita que firmas. En muchas ocasiones se da por hecho que el contenido no implica nada, pero puede tener letra pequeña que luego juegue en tu contra.

- Asegúrate de que la información es correcta. Puedes encontrar anuncios que indique otra cantidad de metros, que hablen de áreas comunes como si fueran propias de la vivienda o que digan que esté en perfecto estado cuando realmente no lo esté. 

- Estado de la electricidad y de la fontanería. Para hacerte una idea de cuánto puede suponerte una obra, puedes consultar cuál es el estado de la electricidad y de la fontanería de la vivienda, tanto si se ha realizado alguna revisión reciente o es necesario realizar cambios.

- Próximas derramas del edificio. Antes de comprar la vivienda estaría bien que supieras si se prevén derramas próximamente, y si ha pasado la Inspección Técnica de Edificios (ITE). Para ello puedes hablar con el Administrador de la finca o con el presidente de la comunidad.

Un caso bastante habitual en los edificios antiguos es el del ascensor, o cambios en la fachada o en la azotea. Ten en cuenta que en el momento en el que un propietario mayor de 70 años o una persona con discapacidad solicite la instalación de un ascensor será obligatorio hacerlo. Al igual que con cualquier otro mecanismo que facilite la accesibilidad en el edificio.

- Corriente de pago. Al mismo tiempo es importante que preguntes al Administrador de la finca o al presidente de la comunidad si el propietario está al corriente de pago de derramas antiguas o gastos de comunidad. 

- Pide la nota simple. Puedes solicitar la nota simple de la vivienda para saber si hay o no cargas registrales, es decir, limitaciones al uso o propiedad de la finca: hipotecas, servidumbres, alquileres, etc. En este artículo de 20 minutos se cuenta con detalle cómo analizar las notas simples.

3.- Suma los impuestos

Además del precio de la vivienda, antes de comprar una vivienda infórmate y suma los posibles impuestos, así como si está libre de cargas. Este dato habría que sumarlo al precio para poder saber si puedes o no permitirte esa vivienda. 

En el caso de los inmuebles de segunda mano, estos son los impuestos que aplicar:

Impuesto de Transmisión del Patrimonio. El coste depende de la normativa de cada Comunidad Autónoma, y también depende de las circunstancias particulares de los compradores. Los expertos señalan que la cantidad a desembolsar está entre un 5 y un 8% del coste del piso: si son 250.000 euros, estamos hablando de entre 12.500 y 20.000 euros. En el caso de la Comunidad de Madrid sería el 6%, por lo que estaríamos hablando de 15.000 euros si no se trata de familias numerosas.

- Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados. Cuando la adquisición de vivienda se realice mediante un préstamo hipotecario, también se ha de abonar el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (IAJD) por la constitución de dicho préstamo. Este impuesto grava la formalización, por lo que gravaría los documentos notariales, los documentos mercantiles y los administrativos. El AJD y el ITP son incompatibles, por lo que cuando es una vivienda de segunda mano, se grava con el  ITP y la cuota fija del AJD, pero no la variable. No se abonará este impuesto si el comprador se subroga en el préstamo del promotor.

4.- Mide tu nivel de deuda

Si no dispones de grandes ahorros, asegúrate de que la deuda contraída no supere el 40% de tus ingresos netos mensuales.

5.- ¿Hipoteca a tipo fijo o variable?

En función de tu perfil y de tus condiciones concretas puede que te interese más una hipoteca a tipo fijo o variable. Infórmate muy bien antes de elegir para encontrar el producto que mejor se ajuste a tus necesidades.

Publicidad:

Hipoteca variable COINC

Etiquetas Vivienda

Comentario