plan de ahorro

Cómo crear tu plan de ahorro paso a paso

10.04.2018
Por redacción 0 comentarios

La cultura del ahorro está muy implantada en la sociedad actual, pero no siempre es fácil llevarla a cabo. Para empezar a ahorrar necesitamos una buena planificación, paciencia y un buen análisis de nuestros gastos recurrentes. Si quieres comenzar a controlar tus finanzas para conseguir tus objetivos, en este artículo te damos las pautas para preparar tu plan de ahorro anual.

El plan de ahorro anual, en líneas generales

Un plan de ahorro anual es un instrumento de planificación que relaciona dos conceptos: el dinero y el tiempo en el que se puede lograr este ahorro. 

Has de tener en cuenta que un plan de ahorro puede tener la periodicidad que tú quieras: semanal, mensual, anual... En este caso, te interesa el ahorro a largo plazo que se asocia a un plan anual. 

También debes considerar que el plan de ahorro anual esté ligado a un objetivo concreto. Esta meta servirá para que no te desalientes en los trances más complicados que conllevará el plan de ahorro anual. Es posible que el fin del ahorro sea a corto plazo, pero en el plan de ahorro anual, el objetivo se vislumbra a largo plazo. Por ejemplo, un viaje que quieras realizar o el pago de la entrada de tu nueva vivienda. En todo caso, se trata de una meta cuya consecución te dará ilusión en los momentos más difíciles de tu proyecto de ahorro. 

Pasos para planificar tu ahorro

En la siguiente infografía te contamos cuáles son los aspectos que tienes que tener en cuenta para planificar tu ahorro:

Cómo ahorrar paso a paso

Los gastos que tienes que incluir en el plan de ahorro anual

Crear un plan de ahorro anual pasa por realizar una planificación de tus gastos a largo plazo. Conviene llevar a cabo un control de los gastos fijos y frecuentes, así como los puntuales que tengas previstos. 

El problema de los gastos fijos es que en muchos casos no podrás rebajarlos por ser esenciales, pero si analizas la lista seguro que hay alguno del que puedas prescindir. Esots son los tipos de gastos más comunes:

- Vivienda: pago de impuestos, calefacción y aire acondicionado...

- Vehículo: ITV, seguro, gasolina...

- Colegio: uniformes, libros, tasas...

- Legalidad: todo tipo de impuestos. En especial, si eres autónomo. 

Por lo que respecta a los gastos estacionarios, no te olvides, por ejemplo, de las compras de Navidad o las vacaciones de verano. Tendrás, obviamente, que integrar estas reservas en tu plan de ahorro anual. 

La digitalización del plan de ahorro anual

El programa Excel, fácilmente manejable por cualquier usuario de la informática, es la herramienta perfecta para crear tu plan de ahorro anual. 

A grandes rasgos, esta hoja de cálculo te servirá para sumar tanto tus gastos como tus ingresos. En este sentido, para cada uno de estos conceptos, puedes introducir dos columnas. Una se rellenará con los nombres de los conceptos y la que se encuentre solapada a su derecha contendrá los importes correspondientes. Al clicar sobre el cuadrado que se encuentra justo debajo de la última cantidad apuntada y seleccionar el icono de la suma, obtendrás el importe total de todos los ingresos y gastos. Asimismo, según las funciones que selecciones, no te costará tampoco realizar restas, por ejemplo, entre ingresos y gastos. 

En el siguiente artículo te contamos con más detalle cómo hacer un control de gastos desde un Excel.

Promociones para ahorradores

Etiquetas Trucos ahorro

Comentario