Ahorro generación millenial

Ahorrar para invertir: generación Millenial

03.06.2016
Por redacción 0 comentarios

A los millenials, jóvenes nacidos alrededor del cambio de milenio, se les ha catalogado de infinidad de formas. Son un punto y aparte en la evolución de la sociedad de consumo en Occidente, pues sus prioridades en la vida se parecen poco o nada a las de sus padres y abuelos.

Habrás oído que se les ha calificado de derrochadores, de idealistas, de estar siempre desafiando a las tradiciones que les precedieron, de viajar como nadie, de estar siempre conectados, de narcisistas y de sentir que la lucha por la causa medioambiental está en sus manos.

Para muchos, los millenials serán los agentes que pongan en marcha la cuarta revolución industrial. Pero ¿qué hay del ahorro? ¿Realmente los millenials son tan diferentes como ahorradores a sus padres?

Las principales diferencias

Los millenials, de entrada, están siendo escrutados como generación desde hace más de una década. Porque, literalmente, ellos heredarán la Tierra. En 2025, tres de cada cuatro trabajadores del mundo será millenial y también estarán en primera fila como empleadores y gestores de empresas.

Los millenials se diferencian de sus hermanos mayores y de sus padres, los de la generación X y los baby boomers, por su relación con la riqueza material. Heredarán importantes activos financieros y no financieros, primeras y segundas viviendas o fondos de inversión, y de ellos se sabe que no están por la labor de seguir los procedimientos habituales ni están por acumular patrimonio. Su ánimo está al otro lado, en vivir experiencias. Sin embargo, no se trata de una generación derrochadora, en eso coincide con sus predecesores, que ya sabes que prefirieron el sacrificio al disfrute.

Los millenials desearán dos cosas: disfrutar y vivir experiencias, pero también ahorrar. ¿Cómo? Viviendo su vida y gestionando sus capitales de manera inteligente, para ser rentables, para proporcionarse recursos económicos que les permitan vivir, pero al mismo tiempo, y esta es una gran diferencia, bajo condiciones sustentables, éticas y coherentes con sus formas de pensar.

Esto significa que estarán muy atentos a la ética de los bancos y a qué se destinan sus inversiones. Las entidades financieras ya están haciendo un esfuerzo para adaptarse al nuevo escenario, a estos nuevos inversores, que les exigirán saber si la ética, la responsabilidad y el cuidado del medio ambiente están detrás de sus gestores de inversión. Una transparencia que traslada la ética personal dominante de la nueva generación a la de la gestión de los activos financieros.

Así, algunos productos financieros les resultan más atractivos o más bien hay que decir que más afines. Ese es el caso de los exchange-traded funds o fondos cotizados híbridos, que tienen como características estar muy diversificados, ser transparentes y ofrecer liquidez a medio plazo. 

Consumidores ahorradores

El rol financiero de los millenials se podría definir también como el de consumidores que no pierden de vista las opciones de ahorro de cada producto. Ahorros que se puedan descubrir comparando y en línea de la misma manera que eliges un vuelo barato para tus vacaciones en una web. Su lema podría ser "ahorrar para invertir, invertir para ahorrar".

No faltan estudios que demuestren todos estos factores y condiciones, como el norteamericano de Barnes & Noble College, que identifican la realización personal de los miembros de esta generación con su coherencia en el plano económico. Y se trata de una realidad extrapolable a cualquier país, como también han demostrado algunos análisis locales.

Los millenials cambian de trabajo para mejorar sus condiciones de satisfacción y de autorrealización, algo que no estaba en las prioridades de sus padres y abuelos que ponían por encima de todo su seguridad financiera y la de su familia.

Un estudio encargado por una entidad bancaria suiza determinó, por ejemplo, que la necesidad de los millenials de vivir rápidamente sus experiencias tiene mucho que ver con las que viven cada día en el ámbito digital. Están acostumbrados a la satisfacción inmediata que les proporciona la navegación en Internet.

Los cambios de empleo de los millenials tienen por objeto la búsqueda de vías rápidas para mejorar y, en muchos casos, esta mejora viene de la mano del autoempleo y del emprendimiento.

Un estudio de una entidad financiera brasileña determinó que si los baby boomers han creado 3,5 empresas por cada cien personas, los millenials les superan con 8 de cada cien. Los millenials trabajan en favor de sus objetivos personales, que arrastran a otros profesionales y que suponen criterios financieros tan específicos como los descritos y que en nada se parecen a los de sus predecesores. Sin embargo, como los baby boomers, también están en contra del riesgo, aunque a partir de otros principios.

Los millenials, a diferencia de sus padres, están mejor informados, les guía una naturaleza escéptica, no quieren perder el control en absoluto y se consideran a sí mismos como independientes. Y esto también resulta válido para determinar cómo gastan su dinero y cuáles son sus prioridades financieras.

Los millenials están cambiando el estilo de consumo global, solo tienes que escucharles.

Etiquetas Trucos ahorro

Comentario