Consumo vitrocerámica gas e inducción

¿Cocina de gas, vitrocerámica o inducción? Analizamos su consumo

13.03.2019
Por redacción 0 comentarios

Si estás pensando en renovar la cocina una de las decisiones a tomar es el tipo de cocina que vas a elegir. ¿Es mejor una cocina de gas, vitrocerámica o de inducción? Vamos a analizar los distintos tipos de cocinas, así como cuál es mejor para nuestro bolsillo. 

Cocinas de gas

La cocina de gas supuso en su momento una revolución. El ahorro de tiempo y la potencia calorífica directa se convirtieron en las principales ventajas de la clásica cocina de fogones.

Ventajas de las cocinas de gas

Las cocinas de gas son las elegidas normalmente por los restaurantes, lo cuál ya nos puede sugerir que algún ahorro debe suponer. Estas son las ventajas de las cocinas de gas:

  1. Se calientan rápidamente y en todo momento se tiene un control de la temperatura.
  2. Son más económicas debido a que utilizan gas natural, sobre todo en el caso de restaurantes donde los fogones están constantemente encendidos.
  3. Son compatibles con cualquier tipo de olla y sartén.

La parte negativa de estas cocinas para un hogar es la seguridad y que ensucian más que el resto de cocinas. Además, si no se cocina mucho, el ahorro que supone no es tan significativo con respecto a los otros sistemas. .

Vitrocerámica

Las placas vitrocerámicas se introducen en el mercado como alternativa a los tradicionales fogones de gas y, a lo largo del tiempo, han supuesto que mucha gente decida dar el salto a la electricidad para cocinar.

Ventajas de las vitrocerámicas

  1. Son más fáciles de limpiar que las cocinas de gas, y estéticamente más atractivas que los fogones.
  2. La instalación es más sencilla que las de gas, ya que solo se necesita la instalación eléctrica.
  3. Son compatibles con cualquier tipo de olla y sartén.
  4. Existe gran variedad de vitrocerámicas, a precios muy competitivos.

Los contras de las cocinas de vitrocerámica son principalmente la lentitud con la que se calientan y que el consumo de electricidad de la placa vitrocerámica es mayor.

Cocinas de inducción

Las placas de inducción son más modernas, crean un campo magnético que al entrar en contacto con el recipiente produce energía calorífica y lo calienta.

Ventajas de las cocinas de inducción

  1. Las cocinas de inducción consume hasta un 20% menos de electricidad que la vitrocerámica, por lo que es más eficiente y nos ayudará a ahorrar energía.
  2. Se calientan rápidamente.
  3. Son más seguras al utilizar tecnología más fría, sobre todo en casas con niños. Por su sistema de calentamiento mediante electroimán, es la propia sartén la que se calienta.
  4. Son fáciles de limpiar

La gran desventaja de este sistema es la inversión inicial, ya que adquirir una cocina de inducción es más caro que comprar placas vitrocerámicas o una cocina de gas. Aún así, la oferta cada vez es mayor y, por tanto, los precios algo más económicos.

Consumo cocina de gas vs consumo vitrocerámica e inducción 

Como hemos visto, los tres tipos de cocina tienen sus propias ventajas e inconvenientes, siendo el consumo algo esencial. A modo de comparativa podemos decir que:

- Consumo vitrocerámica

La placa vitrocerámica es la cocina que más consume y la que necesita más tiempo para calentar. Por otro lado, son los equipos más baratos en cuanto a inversión inicial.

- Consumo cocina de gas

Las cocinas de gas calientan rápido y el coste del gas es menor que el de la electricidad. Son equipos baratos, pero no tanto como las vitrocerámicas.

- Consumo cocina de inducción

La inducción es el sistema más eficiente, calienta rápido y su consumo energético es bajo (aunque el coste de la electricidad sigue siendo mayor que el del gas). En cuanto a la inversión, el coste de una placa de inducción es alta, son equipos más caros que el resto de tipos de cocinas.

Promociones para ahorradores

Comentario