Horario laboral europeo

Los beneficios de un horario laboral europeo en España

10.06.2019
Por redacción 0 comentarios

Se habla mucho sobre el horario laboral español y la necesidad de que la jornada de trabajo acabe a las 18h de la tarde. Esto acercaría a España al horario laboral europeo y podría permitir una mejor conciliación de la vida laboral y familiar. ¿Cómo es este horario y cuáles son las ventajas?

Diferencias con el horario laboral europeo

En la mayoría de los grandes países europeos, el horario laboral es muy distinto al español. Normalmente, se levantan bastante temprano (a eso de las 6-6:30) y desayunan antes de partir al centro de trabajo, y no paran a media mañana.

En España cenamos bastante más tarde que nuestros vecinos atlánticos y escandinavos, por lo que no solemos realizar una gran ingesta hasta las 10:00.

En Francia, Alemania o Suecia comen sobre las 12, teniendo solo una hora para ello, por lo que normalmente lo hacen en restaurantes cercanos al trabajo o en las propias instalaciones de la empresa. En Alemania, de hecho, solo disponen de media hora.

El fin de jornada varía en un rango entre Suecia (16h) y Francia (18h), lejos de las 20h de España.

Infografía: El uso del tiempo por países

En el siguiente gráfico de El País es muestran estas diferencias de horarios entre España, Italia, Francia, Alemania y Suecia:

Los beneficios de un horario laboral europeo en España

La conciliación de la vida familiar es mucho más accesible en los países europeos de nuestro entorno. No es casualidad que la productividad española sea de las más bajas de la OCDE, y que los organismos internacionales reclamen mejoras en las dinámicas laborales para atajar este problema.

Los expertos debaten distintas posturas, a la luz del anuncio de la ministra, a fin de lograr un horario de trabajo que nos permita aprovechar mejor el día: cambiar el huso horario para volver al Meridiano de Greenwich, reducir el tiempo del almuerzo, comenzar antes la jornada y de este modo acabarla antes también.

Los beneficios son diversos, además de mejorar productividad y conciliación de la vida familiar. Por un lado, se obtendría un importante ahorro energético. Siguiendo las premisas de los cambios de hora en otoño y primavera, salir del trabajo a las 18h supone que prácticamente se aprovechen todas las horas de sol, especialmente en primavera y verano, evitando tener que encender luces y calefacciones hasta las 8. 

Otra mejora derivada de adoptar el horario laboral europeo es el del transporte. Una jornada intensiva evita desplazamientos a casa para almorzar, así como el uso de las luces del coche para volver del trabajo de noche. Ambas circunstancias redundan en ahorro en combustible y emisiones de CO2, así como monetarios para los trabajadores. Por no hablar del menor tráfico en nuestras congestionadas ciudades.

Artículos relacionados

Ventajas y desventajas del cambio de hora

Ranking de los países europeos con mejor calidad de vida

Etiquetas Trucos ahorro

Comentario