Tecnologia ahorro agua

Cómo se puede ahorrar agua gracias a la tecnología

25.10.2019
Por redacción 0 comentarios

Existen mecanismos y algoritmos que permiten gestionar el ahorro de agua. En los hogares sería necesario tener contadores inteligentes o sistemas que analicen toda la información del consumo para luego tomar decisiones. 

Mecanismos para ahorrar agua en casa

  • Perlizadores / aireadores: rebajan el caudal de suministro del chorro.
  • Reductores del caudal de la ducha: limitan la presión del cabezal de la ducha.
  • Grifería monomando de apertura en frío: el recorrido de apertura se reduce a la mitad (medido en grados), de manera que se ahorra agua caliente.
  • Grifería automática: se abre y cierra el paso del agua, de manera autónoma y sin necesidad de intervención personal. 
  • Grifería monomando de apertura en dos posiciones: no permite la apertura total y evita el gasto incontrolado de agua.
  • Grifería termostática: es posible seleccionar el caudal y la temperatura deseada del agua  mediante dos mandos.

Algorimos de ahorro de agua: el ejemplo de la agricultura inteligente

Donde ya se están aplicando algoritmos  con grandes éxitos es en la agricultura. Los llamados cultivos hidropónicos han revolucionado la agricultura, sobre todo en zonas áridas o donde falta espacio, porque su red controlada por ordenador de surtidores dosifica el uso de agua y fertilizantes.

Se maximiza la producción con el mínimo coste y el máximo ahorro. Un ejemplo es la experiencia piloto que está desarrollando en Vigo una empresa ahorrar hasta un 70% de agua en el cultivo de los kiwis. Unos algoritmos calculan la fórmula perfecta para suministrar la dosis adecuada de nutrientes que requiere cada fruta.

En España, al riego por goteo, que ya supone el 50% de la superficie agraria, se están incorporando cada vez más técnicas de imagen por satélite y algoritmos matemáticos que dan paso a la agricultura inteligente o agricultura 2.0. Se colocan sensores que miden la humedad del suelo y del ambiente, la radiación solar, el estadio de crecimiento de las plantas, las previsiones meteorológicas… y se puede ajustar al milímetro los tratamientos y el riego.

Comentario